jueves, 14 de octubre de 2010

LAS FORMAS


A consecuencia del erosionante oficio
vióse rodeado el bate por impropicios
barrotes de desilusión pura rutina.

Lo suyo –que soñara un arte de oficina,
calma floreal, vuelo frugal de golondrina-
volvióse con los días plagados de precipicios

hirsuta picazón del acostumbramiento,
se le hizo costumbre el tratamiento
boxístico de teclear nocauts como palabras

Anduvo pasillos de televisión macabra
y como por un mágico abrakadabra
el poeta se volvió un obrero del diario testamento

Lo que antes decía con seso y apasionamiento,
cual pase de prestidigitación cotidiana,
tornóse escupitajo contra el huraño viento.
Noticiador de la pantalla de la mañana.

No hay comentarios:

Publicar un comentario